Ningún otro material puede igualar los beneficios únicos de la madera. Esliviana, resistente, fácil de trabajar, rentable y tiene buena apariencia. Pero, a medida que la sustentabilidad y la reducción de carbón se vuelven cada vez más importantes para todas las actividades de construcción, los apremiantes beneficios ambientales de la madera ayudan a convertirla en el material de construcción preferido:

  • Es el único material de construcción tradicional renovable de manera natural en el mundo
  • Es el único material de construcción que proporciona verificación de sustentabilidad de terceros, a través de programas internacionales de certificación forestal como el Consejo de manejo forestal Forest Stewardship Council (FSC)el Programa para la aprobación de la certificación de bosques (Programme for the Endorsement of Forest Certification, PEFC)la Iniciativa forestal sustentable (Sustainable Forestry Initiative, SFI) y esquemas como el Sistema de granjas de árboles americanos
  • Es reutilizable, reciclable, se puede utilizar como biocombustible y es biodegradable
  • Tiene mejores propiedades de aislamiento que otros materiales de construcción
  • Los árboles necesitan menos energía (y por lo tanto, emisiones de CO2) para su cultivo y para convertirlos en productos terminados que cualquier otro material de construcción
  • Los árboles en crecimiento eliminan el CO2 de la atmósfera y devuelven oxígeno para el sostenimiento de la vida
  • Los productos de madera almacenan CO2, manteniéndolo fuera de la atmósfera mientras estimulan la expansión de bosques forestales, lo cual absorbe aún más CO2.