La madera para uso estructural viene clasificada según distintos grados en función de su resistencia en sistemas de estructuras y aplicaciones residenciales, comerciales con entramado ligero y de construcción más pesada. Las especies americanas más ampliamente utilizadas en estructuras son el pino amarillo del sur y el Pino Oregón o Abeto Douglas.

Entre los usos de construcción estructural más comunes se incluyen:

  • Iglesias
  • Tiendas
  • Escuelas
  • Polideportivos
  • Piscinas
  • Teatros

Los productos de madera estructural suelen comercailizarse y recomendarse para un uso final que depende de las combinaciones de especies. Así,  los valores de diseño se asignan  según especies. Es posible aplicar factores de ajuste a la madera estructural con el fin de calcular el rendimiento de las piezas de distintos tamaños en su uso final. Los resultados son publicados por distintas instituciones públicas de los países de destino. American Softwoods cumple con las normativas BS 5268 Pt 2: 1996 y EN 1912 “Madera estructural – Clasificación de la resistencia”.